¿Cuál es la diferencia con las clases de arte?

Las principales diferencias entre las clases de arte y los Talleres de expresión creativa son las siguientes:

 

1 Tienen objetivos totalmente diferentes. El objetivo fundamental en las clases de arte es que los alumnos dominen cierta técnica o procedimiento para llegar a resultados homogéneos, normalmente dispuestos por el profesor de la asignatura; en los Talleres de expresión creativa los procedimientos o técnicas son el punto de partida para que cada estudiante obtenga resultados únicos y originales, lo más dispares posibles al de sus compañeros.

 

2 Las clases de arte son repetitivas y predecibles. En las clases de arte hay un resultado esperado, usando las mismas técnicas una y otra vez; en los laboratorios de creatividad lo esperado es lo “inesperado”, es decir, lo que no existía, lo nuevo, lo propio, lo original. En los talleres de expresión creativa no hay dos clases iguales, dos trabajos iguales o dos resultados iguales.

 

3 Mayor cantidad de áreas exploradas. En las clases de arte, se exploran limitadas áreas normalmente dibujo y pintura y en ocasiones, la escultura. Los laboratorios de creatividad exploran además de las anteriores, la creatividad musical, espacial, científica, social, kinestésica, académica, modelado, papiroflexia, globoflexia, fotografía, filmografía, y otros.

 

4 Horario y espacio de trabajo. Otra diferencia es que, en las clases de arte se trabaja en un horario específico y en un lugar específico normalmente en un aula; mientras que en los laboratorios de creatividad en aula es la vida diaria y se trabaja todos los días, incluidos los fines de semana y las vacaciones. El talento creativo acompaña a las personas a donde vayan, no descansa, siempre está en marcha.

 

 

5 La creatividad es esencial en los programas de educación globalizada. Programas como el Diploma del IBO, el Optimist y otros, fomentan en los estudiantes el desarrollo de los aspectos creativos en todas sus manifestaciones, conscientes de que solo con esta herramienta se enfrentarán con éxito a los grandes retos que los aguardan. Se dice que desde México hacia abajo todo se copia o se plagia, aunque esto no es del todo cierto, algo hemos hecho mal en la educación de Latinoamérica que propone muy poco y consume mucho. Por otro lado la situación privilegiada que nuestros alumnos tienen a su favor permitiría elevar considerablemente su potencial creador, el momento tecnológico actual con todos sus elementos puede usarse a favor en esta cruzada.